Estos tornillos son ideales para la construcción de estructuras de madera en tu patio o jardín. La instalación de marquesinas, cercas de madera, muebles de jardín o cobertizos es tarea sencilla gracias a estos resistentes tornillos.


¿Qué modelo de tornillo para madera exterior me conviene más?

En nuestra tienda online disponemos de distintos modelos de tornillos para madera de exterior: útiles para todo tipo de proyectos. En la presente entrada de nuestro blog te explicaremos una serie de aspectos importantes que siempre deben tenerse en cuenta a la hora de seleccionar la variante de tornillo más adecuada para la tarea concreta que vayas a acometer.


Acero galvanizado o acero inoxidable

El material a elegir depende en gran medida del tipo de madera que vayas a utilizar para tu estructura. En el caso de usar un tipo de madera blanda, aconsejamos optar por un modelo de tornillo en acero inoxidable. Esta variante de tornillo para madera es inmune al óxido y a la corrosión y, por tanto, puede utilizarse en prácticamente cualquier tipo de ambiente. Algunos ejemplos de maderas blandas son el Alerce, el Bankirai, el Ipé, el Massaranduba y el Padouk.

Al trabajar con maderas duras, es necesario extremar las precauciones ya que muchas especies de este material segregan ácido tánico; una sustancia corrosiva que puede producir desperfectos en los tornillos estándar. Por eso, recomendamos utilizar tornillos con recubrimiento si vas a trabajar con especies tales como el roble, la garapa, el Kapur, la Accoya o el cedro rojo.


Rosca completa o rosca parcial

Los tornillos de rosca parcial sólo presentan hilo hasta la mitad del vástago y, por tanto, son la mejor opción para llevar a cabo instalaciones de madera sobre madera ya que, gracias a este diseño de la rosca, las distintas partes de tu estructura quedarán firmemente unidas entre sí.

Por su parte, el vástago de los tornillos de rosca completa, está equipado, desde la parte inferior de la cabeza hasta su punta, con un fino hilo de acero. Este diseño de rosca completa es especialmente útil para montar otro tipo de materiales sobre madera. No obstante, el hecho de que sean más adecuados para este tipo de montajes, no quiere decir que no sirvan para fijar madera sobre madera. En cualquier caso, si optas por una variante de rosca completa para llevar a cabo un proyecto hecho exclusivamente de madera, te recomendamos realizar una perforación previa al atornillado; de este modo, tu instalación quedará fijada con una mayor estabilidad.


Nervaduras en el vástago

Estas nervaduras se encuentran entre la cabeza y el hilo o rosca del tornillo. Su principal función es reducir el nivel de fricción entre la superficie de madera y el tornillo para que puedas tener la garantía de un atornillado eficiente y sin contratiempos; con menos posibilidades de que el tornillo se rompa o se deforme durante el montaje.

Punta de corte

La punta de corte consiste en un pequeño surco afilado que cierra el extremo inferior de nuestros tornillos para madera de exterior. Gracias a la misma, tu tornillo atraviesa rápida y fácilmente cualquier superficie de madera. De hecho, al trabajar con especies de madera blanda, no se requiere en absoluto llevar a cabo una perforación previa al atornillado: no obstante, si vas a trabajar con madera dura, ten en cuenta que se trata de un material que tiende a astillarse más fácilmente. Por eso, nuestra recomendación es practicar las perforaciones correspondientes antes de atornillar este tipo de superficies.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.